MEDIO AMBIENTE

Empaques y Embalajes: Medio Ambiente

Nuestra sociedad muestra un grado de preocupación creciente por los temas medioambientales que afectan al futuro del planeta. Todos conocemos en mayor o menor medida las grandes cuestiones medioambientales como el calentamiento global consecuencia directa del efecto invernadero derivado de las emisiones atmosféricas de determinados gases de origen antropogénico, la lluvia ácida, la destrucción de la capa de ozono estratosférico y de su efecto protector, y los problemas derivados de la deforestación y perdida de biodiversidad.

En este contexto se esta imponiendo el concepto de desarrollo sostenible donde tomar en cuenta los factores medioambientales ligados a un determinado producto, proceso o actividad se hace imprescindible.

Lamentablemente, sobre los materiales plásticos, en general, y sobre el Poliestireno Expandido, en particular, han recaído falsas imputaciones sin fundamento alguno y autenticas desinformaciones sobre su verdadero impacto medioambiental que han contribuido a la extensión de una percepción errónea sobre el impacto medioambiental real de este material. Para ilustrar lo anterior, a modo de ejemplo, nos hemos encontrado con informaciones según las cuales para la fabricación del Poliestireno Expandido se empleaban gases de la familia de los CFCs, responsables de la destrucción de la capa de ozono. La realidad, sin embargo, es diametralmente opuesta ya que en la fabricación y transformación de este material no se utilizan ni se han utilizado nunca gases de la familia de los CFCs, HCFCs, HFCs, ni ningún otro compuesto organoclorado.

Por otro lado, la opinión pública en general tiende a evaluar el comportamiento medioambiental de los materiales exclusivamente en términos de reciclado. Sin embargo el impacto medioambiental asociado a la fabricación y utilización de un determinado producto es algo mucho más complejo y numerosos factores y balances han de tomarse en cuenta a este respecto se ha desarrollado una herramienta para esta evaluación que son los análisis del ciclo de vida donde a través de un proceso normalizado se conceptúan los diferentes flujos de entrada y salida (consume de recursos, emisiones a la atmósfera, emisiones al agua, generación de residuos...) para cada una de las etapas dentro del sistema que se quiere medir o evaluar con fronteras claramente delimitadas y definidas. Con la utilización de esta herramienta se determina el impacto medioambiental de los materiales y procesos con rigor científico. Desde esta óptica se puede aseverar con rigor que el Poliestireno Expandido es un material con un impacto medioambiental moderado además de ser fácilmente reciclable para muy diversas nuevas aplicaciones.


El nivel de generación de residuos

En muchas partes del mundo más del 50% del Poliestireno Expandido se utiliza para aplicaciones duraderas como el aislamiento térmico de los edificios, o como material de aligeramiento en diferentes construcciones.

El hecho de que cada vez se recicle una mayor cantidad de embalajes de Poliestireno Expandido implica que la cantidad de residuos de este material que finalizan en la corriente de residuos urbanos sólidos sea cada vez más reducida.

Si embargo, la percepción de publico en general es que el Poliestireno Expandido genera gran cantidad de residuos por ser este material de color blanco, muy visible y reconocible; este fenómeno se conoce como contaminación visual, pero no supone una contaminación real.

El Poliestireno Expandido representa únicamente un 0,1% del total de los residuos sólidos urbanos.


Opciones para la gestión de los residuos

El poliestireno expandido es uno de los materiales de embalaje disponibles más versátil y eficaz en términos de coste.b> También se esta reciclando de una forma exitosa en todo el mundo. La proporción de embalajes usados de Poliestireno Expandido que se están recuperando, principalmente a través de su reciclado mecánico, se ha duplicado con creces durante los últimos dos años. Las previsiones muestran que a reciclado del Poliestireno Expandido continuara creciendo.


4R's

Existen cuatro principales opciones para la reducción de los residuos de embalaje de Poliestireno Expandido conocidas como las 4R's:

1. Reducir: se refiere a la reducción de los recursos naturales utilizados. Mediante la optimización del diseño de los envases y embalajes, los fabricantes pueden reducir la utilización del Poliestireno Expandido minimizando de esta manera el coste y la carga medio ambiental.

2. Reutilizar: algunos envases y embalajes de Poliestireno Expandido pueden ser reutilizados en varias ocasiones en el canal de distribución. En otras ocasiones para algunas industrias un único embalaje de Poliestireno Expandido se diseña de tal forma, que puede ser utilizado para los distintos componentes de las diferentes fases del proceso de producción. Otro ejemplo de reutilización es a utilizado por los viveros que consumen semilleros de Poliestireno Expandido y tras su utilización los trituran y los mezclan con el terreno como agente acondicionador del suelo, mejorando de esta forma su aireación y drenaje.

3. Reciclar: se refiere a la utilización de los envases y embalajes usados de Poliestireno Expandido para destinarlos a nuevas aplicaciones. Por ejemplo, nuevos artículos de poliestireno expandido, material de relleno, aditivos aligerantes para el hormigón, y en general nuevos artículos de plástico como perchas y cajas para CD y vídeo.

4. Recuperar: El Poliestireno Expandido tiene un alto poder calorífico, mayor que el del carbón, y puede incinerarse de una forma totalmente segura en instalaciones de recuperación energética sin que se produzcan emisiones tóxicas ni humos que puedan dañar al Medio Ambiente.